Blog

termodinamica (1)

En el futuro: desapareceremos los economistas?

El progreso Tecnológico y la Ciencia Económica

Un aporte desde un cuento de ciencia ficción

Existe una fuerte tendencia, al tratar el tema del Progreso Tecnológico, a repetir viejos errores epistemológicos, y, tomando posición ideológica, se pasan por alto los importantes aportes de la Ciencia Económica, para defender – o atacar – las consecuencias del avance técnico

Cualquier estudioso de la microeconomía encontrara libros enteros que estudian los procesos de crecimiento y desarrollo, habiendo hincapié en los modelos acerca del Progreso Tecnológico. Cierto es que estos modelos, al incorporar un fuerte contenido formal – matemático, por decirlo a las claras – no son fáciles de interpretar y suele ser omitidos para llegar a las conclusiones de los efectos reales que producen los avances en el campo de la ciencia y la tecnología.

Como siempre, hemos creado un símil a lo que Umberto Eco – refiriéndose a la cultura de masas – llamaba Apocalípticos e Integrados.

En la materia que nos ocupa, esta quienes por un lado pronostican una edad de oro, que virtualmente llevaría al mundo a un estado de abundancia – y lo que es peor de felicidad – que se asocia a una visión edénica del futuro.  Por otro lado, están quienes consideran que la enorme transformación que estamos viviendo, provocara un caos y un sinnúmero de problemas sin solución posible.

Como es habitual, la respuesta tiene que estar en el estudio serio de las consecuencias probables de las acciones presentes, lo que nos remite otra vez, al estudio riguroso de las leyes que permiten organizar la sociedad y asignar los recursos escasos.

En tal sentido, la idea que Rifkin ha divulgado – la sociedad del costo marginal cero – es, al menos peligrosa.

Es pensable que, operativamente, pueda existir en el corto plazo actividades en las que las provisiones de unidades adicionales tengan un costo marginal cercano a cero. Sin embargo, pensar en que los costos de oportunidad[i] marginales de corto y largo plazo lleguen a ser nulos, implica que los recursos esenciales - y con ello me refiero a Tierra, Trabajo y fundamentalmente Tiempo – obliga a pensar en que nuestro mundo, tal como lo conocemos, no existiría más, puesto que la escasez no existiría.[ii]

Y, por tanto, sería el final de la economía como ciencia de la escasez[iii]

Y en este sentido, quiero hacer referencia a un concepto dejado de lado en el análisis de estos fenómenos: esto es la entropía

La idea es simple, sin embargo, no es fácil de comprender o explicar.  La entropía, sucintamente es el índice de la cantidad de energía no disponible en un sistema termodinámico en un momento dado de su evolución.

Dicho de otra forma, la entropía de un sistema cerrado aumenta continuamente y la energía ¡disponible se convierte en energía no disponible. De forma contraria, el calor podría no solo fluir del objeto más caliente al más frio, sino del mas frio al más caliente

En suma, estamos hablando de la segunda ley de la termodinámica.

Y de ella se infiere que todas las clases de energía se transforman en calor y el calor finalmente se disipa hasta el punto que el ser humano no lo puede utilizar

Hemos vuelto, gracias a los estudios del genial Nicolás Georgescu-Roegen[1], al punto de partida. No hay economía post escasez.  Solamente existe el mandato bíblico “ganaras el pan con el sudor de tu frente”

Y la Ciencia Económica todavía tiene vigencia.

Claro es que lo planteado obliga a estudiar Física, Microeconomía de los procesos de Progreso Tecnológico, etc.

Yo he encontrado[iv] una forma de comprender la idea de escasez y la inevitabilidad de la misma, a través de – como no podía ser de otra manera – un cuento de ciencia ficción.[2]

Espero que sirva para profundizar el debate básico que quedo oculto con la velocidad del cambio, pero fundamentalmente, en la extraordinaria velocidad con que se hicieron pronósticos, libros, artículos, papers y blogs, sobre temas, que aun hoy entendemos a medias. Creo que vale la pena

Adjunto a esta introducción, subimos el relato..

Edgardo Temporetti

 

 

 



[1] Georgescu-Roegen, N. – La ley de entropía y el proceso Económico- Harvard University Press - 1996

[2] Williams, R. El Duplicador de Materia



[i] Los costos en economía son siempre costos de oportunidad

[ii] Un costo marginal cero, dada la definición rigurosa del concepto, tiene como contrapartida una productividad marginal infinita.

[iii] Probablemente, ese efecto sea deseado por muchos. De ello nos e deduce la factibilidad de la desaparición de los economistas

[iv] Y lo he utilizado en numerosos cursos y seminarios

Relato%20Duplicador%20de%20Materia.pdf

Leer más…
Cristian Nahuel Centurion ahora es miembro de Creando App de IA (Aplicaciones de Inteligencia Artificial)
Miércoles
Cristian Nahuel Centurion ahora es miembro de Argentina2050
Miércoles
Cristian Nahuel Centurion ahora es miembro de Sociedad, Organización Política y Ética
Miércoles
El grupo Alimentos y Agro fue destacado
Martes
A Edgardo Temporetti le gustó la conversación 6. Ingreso Universal de Argentina
Lunes
Norberto Zingoni respondió a Argentinaen la conversación de 6. Ingreso Universal
"Estoy totalmente de acuerdo.Participo en una organización internacional BIEN QUE TAMBIÉN tiene sede en Argentina y es uno de los temas del futuro."
Lunes
Fernando Vilella ahora es miembro de Argentina2050
10 de Oct.
Fernando Vilella ahora es miembro de Alimentos y Agro
10 de Oct.
Más...

Temas de los Talleres Argentina2050 en Twitter

Talleres TecnologíaTrabajo 2050